10 consejos para proteger tu sofá del paso del tiempo

¿Tu sofá se ha deformado? ¿El tapizado parece desgastado? Es normal que con el paso del tiempo tu sofá muestre algunos signos de uso, pero si quieres que se mantenga como el primer día o en un muy buen estado, en Galerías del Tresillo te vamos a dar algunos consejos para proteger tu sofá lo máximo posible. 

 

1. Aspira tu sofá con frecuencia

Para proteger tu sofá del paso del tiempo no debes olvidarte de aspirarlo cada vez que limpies tu casa. La razón está en que el polvo se asienta en la tapicería provocando que parezca que está sucio. Aunque parezca limpio, no dudes en aspirar tu sofá con frecuencia. Con el tiempo, lo agradecerás. En Galerías del Tresillo te lo recomendamos.

2. Aleja tu sofá de la luz del sol

Está muy bien que puedas relajarte en tu sofá y disfrutar del sol que entra por la ventana, pero con el tiempo, se empezará a comer el color. Esto no es nada positivo, ya que sucederá antes de lo que te esperas. Por eso, mantén alejado tu sofá de la luz del sol o protégelo de alguna manera, por ejemplo, utilizando las fundas.

3. La tapicería desenfundable es genial

En Galerías del Tresillo tenemos algunos sofás que cuentan con tapicería desenfundable. Esta es una excelente opción para que puedas lavarla y que tu sofá parezca como nuevo. Hacerlo con cada 6 meses como mínimo, te ayudará a mantener tu sofá como el primer día. ¡Siempre a punto y listo!

4. Cuidado con el calzado

Acostarte sobre el sofá con los zapatos puestos no es una buena opción. Si lo haces de manera asidua terminarás dañando la tapicería. Por lo tanto, aunque te encuentres muy cómodo, quítate los zapatos. Le harás un bien a tu sofá.

5. No te tires sobre el sofá

¿Te tiras sobre el sofá con brusquedad? Esto, con el paso del tiempo, puede no ser nada bueno. Al tirarte encima de tu sofá sin miramientos puedes provocar que algunas partes cedan y termine deformándose. Seguro que no quieres esto…

6. Mantén alejados los productos químicos

Es normal que si sobre el sofá se te ha derramado café o cualquier otro líquido pienses en utilizar algún producto químico, sin embargo, ¡te lo desaconsejamos! Si tu sofá es desenfundable, lava la tapicería. En caso contrario, un paño húmedo es lo mejor. El sofá y el bicarbonato también pueden venirte bien ¡pero jamás químicos!

7. No dejes periódicos encima del sofá

Dejar un periódico encima del sofá puede parecer algo inofensivo, pero en realidad no lo es. Con la humedad, incluso el calor, la tinta puede transferirse a la tapicería y provocar un verdadero desastre. Así que ten cuidado con los periódicos. Para eso están las mesitas de café o las mesitas supletorias. ¡Úsalas!

8. Aplica una crema hidratante a tu sofá de piel

Si tu sofá es de piel, cada seis meses no te olvides de aplicarle una crema hidratante. Esto cuidará y protegerá la piel de tu sofá que puede irse deteriorando y cuarteando con el paso del tiempo. Además, así lo mantendrás brillante y como el primer día.

9. Lubrica los mecanismos de los sofás

Los sofás reclinables o los elevadores tienen un mecanismo que puede requerir que se lubrique para que pueda continuar funcionando adecuadamente aún con el paso del tiempo. Por eso, presta atención a las recomendaciones del fabricante.

10. Cuida la madera

Si el sofá que has adquirido tiene alguna parte que sea madera o algún acabado en este material no te olvides de prestarle atención. Limpia la madera cuidadosamente y ten en cuenta no manchar el tapizado. Así tu sofá estará impecable.

¿Cuáles de estos consejos para proteger tu sofá del paso del tiempo se te habían pasado por alto? Tenlos en cuenta si quieres que tu sofá se mantenga lo mejor posible. Con un buen cuidado, los sofás de Galerías del Tresillo estarán perfectos. Disfrútalos y cuídalos para que puedan durarte muchos años.